La diferencia es clara y coloca a la firma japonesa muy por encima de la norteamericana.

En parte, esto puede deberse a la diferencia de precio de las consolas, ya que la PS4 costaba alrededor de mil pesos menos que la Xbox One (aunque hay que considerar que ésta trae incluido el accesorio Kinect).


Microsoft recibió muchas críticas al respecto, y hoy ha decidido ponerles fin al lanzar una versión de la consola sin Kinect, a un precio sugerido de 7 mil 499 pesos, con lo que se coloca a la par de su principal competidor en cuanto a costo. Esta opción estará disponible a partir del 9 de junio en todos los mercados donde ya se vende la Xbox One.

¿Y qué pasará con Kinect? Según información de Microsoft, el 80 por ciento de los propietarios de la consola utiliza este accesorio; en este sentido, en otoño lanzará el sensor por separado.

Xbox One baja de precio

Por otro lado, la empresa de Redmond también anunció que la iniciativa Games with Gold, la promoción mensual que ya estaba disponible para Xbox 360, llega también a su nueva consola con atractivas ofertas para los usuarios.

Para empezar, en junio se podrá disfrutar gratuitamente de los juegos Max: The Curse of Broderhood y de Halo: Spartan Assault, además, títulos como Forza Motorsport 5 yRyse: Sons of Rome, entre varios otros, tendrán importantes descuentos.

Xbox One baja de precio

En cuanto a las aplicaciones, Microsfot promete que la oferta disponible para su consola seguirá en aumento y arribarán servicios como Machinima, Twitch, Netflix, NFL para Xbox One, MLB.TV, así como las herramientas de Microsoft Skype y OneDrive, con lo que las posibilidades de su sistema de entretenimiento se ampliarán.

Comments

comments